martes, 5 de febrero de 2013

Macri: el nuevo señor "YO NO FUÍ"


PARA MACRI, EL GOBIERNO TUVO LA CULPA

En una vuelta dialéctica insólita, el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri, culpó al gobierno nacional por las agresiones y gritos antisemitas sufridos por Axel Kicillof y su familia a bordo de un buquebus.

"Los escraches hay que atribuirlos al estado de tensión que genera el gobierno" disparó suelto de cuerpo el ingeniero. Repitiendo el sonsonete de que el gobierno "divide a la sociedad entre buenos y malos" y aclarando -por las dudas, no vaya a ser que se olvide lo dictado por su asesor Durán Barba- que "no estoy de acuerdo con los escraches, sobre todo si está con su familia" Macri volvió con su ya consabido juego de agredir poniendose en víctima.

Por eso, sostuvo que "en 2015 ganar es lo menos importante, el desafío es volver a unir a la Argentina" en declaraciones a "Cada mañana" de su aliada Radio Mitre, dejando de lado que la agresión con cantos antisemitas surgió de un sector de los pasajeros cuando Kicillof estaba con su familia regresando de sus vacaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada