martes, 29 de enero de 2013

Represión en Parque Centenario (28/01/2013)


FUERTE REPRESIÓN DE LA POLICIA METROPOLITANA DE MACRI A VECINOS DEL PARQUE CENTENARIO.

Efectivos de la Policía Metropolitana desalojaron esta noche por la fuerza a los vecinos que cortaban la avenida Díaz Vélez y Marechal en protesta porque el gobierno porteño inició el enrejamiento del Parque Centenario.

"Estábamos cortando la calle y la Metropolitana empezó a tirar gas pimienta y balas de goma. Vimos cómo golpeaban y se llevaban a personas detenidas, pero nosotros vamos a seguir con las asambleas y los cortes de calles contra el enrejamiento del Parque", dijo Estela, vecina de la zona.

El gobierno porteño inició esta madrugada el enrejamiento del histórico predio, situado en el barrio porteño de Caballito, por lo que los vecinos decidieron cortar la calle para impedir que continúe el operativo.

"Los golpearon, les pegaban, les tiraban de los pelos. Además, quisieron empujar a una chica", sostuvo una vecina que denunció que "se llevaron gente detenida a las patadas", relató una vecina en diálogo con el canal de noticias C5N. Otra vecina sostuvo, en diálogo con TN, que a raíz de los enfrentamientos "hay personas heridas".

Esta es la segunda vez que el Gobierno de la Ciudad intenta iniciar el enrejamiento del Parque Centenario. En la anterior ocasión, avanzaron diez metros hasta que los vecinos, a través de movilizaciones, firmas y festivales artísticos impidieron la continuidad de las obras.

La Asamblea del Parque Centenario y los feriantes que comercializan sus productos en el perímetro del predio luchan desde hace meses contra el cierre de ese espacio público.

Para ello juntaron unas 13.000 firmas contra el enrejamiento, realizaron festivales artísticos, acampes y promovieron una "huerta cultural" dentro del predio. 


"Hace muchos meses que quieren enrejar. Los que nos oponemos somos muchos vecinos. Queremos que pongan placeros de día y de noche, pero en vez de eso quieren poner estas rejas que son carísimas", dijo un vecino a C5N.

El hombre dijo que "esta es la plaza de mis hijas" y "es la plaza donde los chicos vienen a ver la huerta, que es el lugar más pacífico del mundo"

En ese sentido, desmintió que en el predio se produzcan hechos violentos. "Acá duerme gente de la calle que viene acá porque no tiene dónde dormir y porque no le dan lugares cómodos para hacerlo, pero eso no significa que sea gente violenta".

El vecino opinó que si el gobierno porteño llamara a una reunión sabría que "el 80 por ciento de la gente está en contra" y admitió que el "parque está hecho mierda, pero gastan fortunas cada dos años y después lo abandonan".

"Se van a realizar asambleas permanentes, festivales, actividades artísticas y más cortes de calles porque creemos que las rejas no solucionan el problema de la inseguridad, como cree el gobierno porteño", dijo Estela.

Indicó además que semanas atrás "fuimos a la comuna que corresponde a este Parque y nos entrevistamos con el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, le presentamos las firmas y nuestras propuestas y ellos no pudieron demostrar nada".

"La inseguridad no se soluciona con las rejas, al contrario genera más represión a los ciudadanos", dijo Estela y añadió que el gobierno porteño "empezó hace algunos meses colocando un vallado de plástico en un sector del Parque, en donde se realizan actividades aeróbicas y ahora avanzaron con las vallas".




Quince detenidos en el desalojo del Parque Centenario

Efectivos de la Policía Metropolitana desalojaron esta noche por la fuerza a los vecinos que cortaban la avenida Díaz Vélez y Marechal en protesta porque el gobierno porteño inició el enrejamiento del Parque Centenario. "Estábamos cortando la calle y la Policía empezó a tirar gas pimienta y balas de goma. Vimos cómo se llevaban a tres personas detenidas, pero nosotros vamos a seguir con las asambleas y los cortes de calles contra el enrejamiento del Parque", dijo Estela, vecina de la zona.

El gobierno porteño inició esta madrugada el enrejamiento del histórico predio, situado en el barrio porteño de Caballito, por lo que los vecinos decidieron cortar la calle para impedir que continúe el operativo. La Asamblea del Parque Centenario y los feriantes que comercializan sus productos en el perímetro del predio luchan desde hace meses contra el cierre de ese espacio público.

Para ello juntaron unas 13.000 firmas contra el enrejamiento, realizaron festivales artísticos, acampes y promovieron una "huerta cultural" dentro del predio.

"Hace muchos meses que quieren enrejar. Los que nos oponemos somos muchos vecinos. Queremos que pongan placeros de día y de noche, pero en vez de eso quieren poner estas rejas que son carísimas", dijo un vecino a C5N.

El hombre dijo que "esta es la plaza de mis hijas" y "es la plaza donde los chicos vienen a ver la huerta, que es el lugar más pacífico del mundo".

En ese sentido, desmintió que en el predio se produzcan hechos violentos. "Acá duerme gente de la calle que viene acá porque no tiene dónde dormir y porque no le dan lugares cómodos para hacerlo, pero eso no significa que sea gente violenta".

El vecino opinó que si el gobierno porteño llamara a una reunión sabría que "el 80 por ciento de la gente está en contra" y admitió que el "parque está hecho mierda, pero gastan fortunas cada dos años y después lo abandonan".

"Se van a realizar asambleas permanentes, festivales, actividades artísticas y más cortes de calles porque creemos que las rejas no solucionan el problema de la inseguridad, como cree el gobierno porteño", dijo Estela.

Indicó además que semanas atrás "fuimos a la comuna que corresponde a este Parque y nos entrevistamos con el ministro de Espacio Público, Diego Santilli, le presentamos las firmas y nuestras propuestas y ellos no pudieron demostrar nada".

"La inseguridad no se soluciona con las rejas, al contrario genera más represión a los ciudadanos", dijo Estela y añadió que el gobierno porteño "empezó hace algunos meses colocando un vallado de plástico en un sector del Parque, en donde se realizan actividades aeróbicas y ahora avanzaron con las vallas".

Esta es la segunda vez que el Gobierno de la Ciudad intenta iniciar el enrejamiento del Parque Centenario. En la anterior ocasión, avanzaron diez metros hasta que los vecinos, a través de  movilizaciones, firmas y festivales artísticos impidieron la continuidad de las obras.


Parque Centenario: la Metropolitana lo cercó y hubo incidentes con los vecinos

Los efectivos rodearon el óvalo con chapas y prohibieron el ingreso. La asamblea barrial, que desde hace meses resiste el enrejamiento, cortó el tránsito. Cuando un grupo derribó parte del muro, la policía reprimió: al menos cinco detenidos. 


El proyecto del gobierno porteño de "modernizar" el Parque Centenario dio un nuevo y drástico paso ayer al dejarlo totalmente tapiado. En apenas unas horas, y tal como sucedió en noviembre del año pasado en Plaza Constitución, el parque del barrio de Caballito quedó rodeado por chapas y maderas, y el ingreso de los vecinos quedó prohibido, al menos hasta el viernes, según los propios efectivos de la Policía Metropolitana desplegados para custodiar la zona. 

"A las 5 de la mañana, entraron camiones y cuadrillas de obreros acompañados por policías de la Metropolitana, tiraron abajo todo, los puestos de la feria, y en tres horas cerraron todo con estas chapas", contó a Tiempo Argentino Joaquín, un vecino que utiliza a diario el parque. 

El grupo de vecinos agrupados en torno la Asamblea de Parque Centenario en Defensa del Espacio Público, que está en contra del proyecto de enrejarlo, decidió cortar ayer desde las 19 la avenida Díaz Vélez, a la altura de Leopoldo Marechal, en respuesta a lo que consideran un atropello. "Habíamos juntado 13 mil firmas contra el enrejamiento. Este parque es el único espacio verde de la zona para los vecinos, y queremos disfrutarlo sin rejas", contó una de las integrantes de ese colectivo de vecinos, Julieta Cabrera.

Durante el corte, un grupo de jóvenes derribó parte de las chapas, lo que derivó en una violenta escaramuza entre vecinos y la Policía Metropolitana, que terminó con los efectivos disparando gases lacrimógenos y la detención de al menos cinco personas –uno de ellos, un menor que se había refugiado dentro del Hospital Naval–, trasladadas a la Comisaría 11ª. Integrantes de la asamblea denunciaron que también hubo heridos de balas de goma.

Si bien la mitad del parque fue enrejada hace seis años, en septiembre del año pasado, el gobierno porteño empezó a extender las rejas a todo el perímetro, lo que derivó en la conformación de la asamblea. Desde entonces, sus integrantes realizaban un acampe en el lugar, donde armaron una huerta, que fue destruida por agentes de la Metropolitana en noviembre, rehecha días después, y ahora destruida nuevamente. "Venimos haciendo talleres en contra de las rejas, pero rompieron todo, también el horno de barro que habíamos hecho", agregó Cabrera. 

"Hubo rumores de que esto iba a suceder, pero nos sorprendió lo abrupto de estas chapas, y que no nos hayan dicho nada", dijo Alfredo, un salteño que hace 28 años tiene su puesto de libros usados en los márgenes del parque, por fuera de las tapias. A contramano, un grupo de jubilados señalaba al unísono: "Está bien, porque esto a la noche se llena de faloperas y de crotos." Los escuchaba Mauro, de 22 años, que dijo a este diario "Macri logra esto porque muchos opinan como estos señores. Yo nací en este barrio y no puede ser que no pueda entrar a mi parque."



El "teatro Anti-Disturbios" de Macri

Martín Iommi, miembro de la Junta Vecinal del barrio, dijo en Radio América que la represión de anoche contra quienes se oponían al enrejamiento del parque centenario fue para "demostrar que el gobierno de Macri tiene fuerza, que creó una super policía", de cara a las elecciones legislativas. 


Luego de que la Policía Metropolitana reprimiera anoche a un grupo de vecinos de Caballito por oponerse al enrejamiento del Parque Centenario, estos denunciaron que "es el comienzo de la campaña electoral de Macri", que busca demostrar que su gobierno "tiene fuerza y que creó una súper policía".

Martín Iommi, miembro de la Junta Vecinal del barrio que ayer cortó la calle para protestar contra la decisión del Gobierno de la Ciudad, dijo a Radio América: "Esto fue una locura. Es el comienzo de la campaña electoral de Macri, con un despliegue policial impresionante. Se pretende demostrar que el gobierno de Macri tiene fuerza, que creo una súper policía. Es un gran teatro anti- disturbio".

Iommi criticó además al jefe de Gobierno porteño por "entregar un parque para construir torres y después montar un teatro para la defensa del espacio público". En ese sentido, aseguró que con la gestión de Macri "no se resuelven los verdaderos problemas de la ciudad".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada