martes, 2 de octubre de 2012

Impuestazo es PRO

Diagramando su plantilla política hacia 2015 Macri quiere imponer un nuevo Impuestazo en la ciudad. Noticia digna de un Cacerolazo.



Justo cuando vencía el plazo para hacerlo, el gobierno porteño presentó ayer el Presupuesto 2013 para la Ciudad de Buenos Aires, el cual incluye una suba de 23% en lo que respecta al gasto público, e incrementos considerables en Ingresos Brutos para algunas actividades económicas, en el impuesto de Sellos para los automotores y para el servicio de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), con los que la administración que encabeza Mauricio Macri espera recaudar unos $ 1200 millones adicionales.

La novedad del Presupuesto 2013, elaborado por el Ministerio de Hacienda que dirige Néstor Grindetti, tiene que ver con la imposición de un impuesto para gravar con el 1% la venta de autos 0 kilómetro, mientras que la retención para las operaciones de vehículos usados pasaría del 1,5 al 3 por ciento.
Respecto de los Ingresos Brutos, el proyecto plantea incrementar para actividades financieras, seguros y telefonía (del 6 al 7%) y para las empresas que facturan más de $ 30 millones anuales, la alícuota pasa del 4 al 5 por ciento.

Tal como sucedió en 2011, habrá incrementos importantes en el servicio de ABL que, en promedio, registrarán subas del 23% para 2013. La iniciativa tiene previsto un gasto total de $ 40.550 millones, un 23% más que el ejercicio anterior", de los cuales se destinarán $ 6600 millones a obras públicas, entre las que figuran la línea H de subterráneos, la extensión de bicisendas y la peatonalización del microcentro.

Desde la oposición centraron las críticas principalmente en lo "regresivo" del esquema tributario, particularmente en lo que respecta a las subas en ABL. "Hay algunos cambios de índole impositiva como el nuevo gravamen a los sellos y, nuevamente, una suba en el ABL que ellos llaman 'ajuste por inflación'. No he estado de acuerdo con las últimas subas de ABL y tampoco estoy de acuerdo con esta. Los cambios en materia impositiva deben tender a la equidad. Todas estas subas, en cambio, son de índole recaudatoria", explicó a Tiempo Argentino el legislador porteño Diego Kravetz, del Frente para la Victoria.

Por su parte, el diputado Juan Cabandié, titular de ese bloque, dijo que "en la Ciudad de Buenos Aires hay un esquema tributario injusto y regresivo, donde se cobra lo mismo de impuesto inmobiliario, por ejemplo, a quien vive en una torre de lujo que al vecino que habita en un inmueble de dos ambientes de más de 70 años".

En tanto, la Coalición Cívica anticipó que no va a apoyar el aumento de impuestos y nuevas alícuotas previstos en el Presupuesto. "No puede ser que para Mauricio Macri la única alternativa para solucionar los problemas de su gestión sea el aumento de impuestos. En la última reunión que los diputados de la oposición mantuvimos con el jefe de gobierno, él advirtió que la Ciudad no aguanta nuevos aumentos de impuestos", explicó el titular del bloque de la CC, Fernando Sánchez. «

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada